Pese a embates, Laura Beristain concluye con gobierno responsable

A pesar de que en su trienio enfrentó campañas de desprestigio, la presidenta municipal de Playa del Carmen Laura Beristain, ha logrado en el actual trienio avanzar en temas como la deuda pública o programas para beneficiar a la población.
Incluso, como parte su desempeño responsable, estuvo al frente de la Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC), cargo que dejó apenas el pasado 24 de septiembre.

Entre otras cosas, recibió una amonestación pública por parte del Tribunal Electoral de Quintana Roo por asegurar que hubo fraude en los comicios del 6 de junio, ya que desde el poder aseguró que se impidió su reelcción, ante lo que fue denunciada por calumnia electoral.

Las campañas en su contra no son nuevas, iniciaron desde que llegó al poder en 2018 y han continuado a lo largo de su mandato, pero ello no ha impedido a Laura Beristain continuar su trabajo como presidenta municipal. Tan sólo el 22 de septiembre entregó escrituras en la colonia Cristo Rey, para dar certeza jurídica de la tenencia de la tierra a 194 familias.

Además, la gestión de Beristain ha destacado porque en los tres años de gobierno no han contratado deuda y han tenido un manejo responsable de las finanzas públicas.

También disminuyó el monto de la deuda pública que heredó. Cuando llegó al municipio, era de 701 millones 412 mil 37 pesos y al concluir su periodo será  de 620.7 millones de pesos.

Ese manejo permitió que en octubre del 2020, Fitch Ratings mejorara la calificación del municipio a ‘AA+(mex)’ desde ‘A(mex)’, calificación crediticia de largo plazo en escala nacional. Con ello, se modificó la perspectiva a Estable desde Positiva. Lo anterior se logró a pesar de la crisis por la pandemia, que redujo en 70 por ciento la recaudación en 2020.